• txingu

¿Para qué sirve hacer acupuntura?

Actualizado: 22 may

¿Qué es la acupuntura?

 

La acupuntura una de las formas más antiguas, sencillas y seguras de atención sanitaria del mundo que consiste en insertar agujas finas, estériles y desechables, en puntos específicos del cuerpo con el fin de mejorar la salud o aliviar determinados síntomas.


Es útil para una amplia gama de trastornos sin causar grandes efectos secundarios negativos... de hecho, ¡los efectos secundarios de la acupuntura suelen ser positivos! Independientemente de la razón por la que alguien busque tratamiento, las sesiones de acupuntura producen beneficios generales cómo son:

  • aumento de la energía

  • reducción del estrés

  • disminución de los niveles de inflamación

  • mejor sueño

  • mejora del estado de ánimo

  • una sensación general de bienestar y relajación




¿Cómo funciona?

 

Se desconoce el método exacto de la compleja actuación de la acupuntura, pero se especula que actúa como interfaz entre el sistema nervioso y el sistema circulatorio, y se reconoce que mejora la circulación sanguínea en general. Como resultado, parece ayudar a las personas con trastornos crónicos a tener una mejor calidad de vida, y a reducir su necesidad de múltiples medicamentos. Esto es especialmente cierto para los pacientes que sufren de dolor crónico, diabetes, hipertensión y artritis.


La teoría de la acupuntura sugiere que los problemas físicos y emocionales más comunes son el resultado de un estancamiento de líquidos o sustancias que al no circular bien, obstruyen el funcionamiento de los sistemas del cuerpo. Al ser su principal efecto la restauración de dicha circulación, la acupuntura es una solución simple para problemas comunes como dolores de cabeza, de espalda, rigidez articular, tensión muscular y estrés.


La acupuntura puede resolver un caso de mala digestión, o una tensión en la espalda baja, con nada más que una serie de tratamientos semanales.


¿Que esperar de una sesión?

 

Generalmente una primera sesión es así:

  1. Una persona acude a la consulta con su problema físico o emocional y responde a una serie de preguntas sobre sus síntomas.

  2. El acupuntor hace un diagnostico basado en las teorias de la Medicina Tradicional China y explica como serán las sesiones y que esperar del tratamiento.

  3. Durante la sesión, la persona se tumba en una camilla, y el acupuntor inserta agujas finas de tan solo 1/4mm, en determinados puntos del cuerpo.

  4. La sesión transcurre mientras la persona descansa tranquilamente durante unos 30 minutos sintiendo los efectos placenteros de la acupuntura.

  5. Las sesiones se repiten según sea necesario, siendo lo habitual, hacer una sesión semanal durante 4-8 semanas.


Por supuesto, si la acupuntura no ayuda, es conveniente acceder a la artillería pesada de la medicina convencional pero ¿porque no probar los efectos de está opción de baja tecnología, no invasiva y poco costosa? Especialmente considerando que la reducción del estrés es el efecto secundario de la acupuntura y el estrés es el principal agravante de toda enfermedad.



La acupuntura puede tener efectos sorprendentes y transformadores, no sólo para las personas que la prueban, sino también para sus familias y comunidades.

El dolor y el estrés tienen una gran capacidad para hacer que la gente se sienta desgraciada. Cuando una persona se esfuerza por controlar su dolor, sintiéndose irritable, agotada y sin esperanza, sus seres queridos también se ven afectados.

Cuando esa persona empieza a sentirse aunque sea un poco mejor, con energía para ayudar a sus hijos con los deberes o para apoyar a su cónyuge o hasta, para volver al trabajo, ese cambio positivo se extiende y también afecta a todos.

A veces los efectos de la acupuntura son especialmente potentes y fortalecedores porque no implican ni medicamentos ni cirugía ni mucha intervención externa; pueden ser una afirmación para las personas de que sus propios recursos internos son suficientes para marcar la diferencia en sus vidas.


¿Cuánta acupuntura necesita alguien para tratar "X"?

 

¡Toda la acupuntura que quiera!

Desde una perspectiva clínica, eso es lo que mejor funciona.

Si alguien sufre de una condición grave y crónica, necesitará una gran cantidad de acupuntura. Cuando los dolores son intensos, a menudo se hacen más que una sesión por semana durante 2 o 3 meses.

Sin embargo, la mejor manera de determinar cuánta acupuntura necesitan las personas es dejar que la experimenten, que noten el impacto sobre su calidad de vida, y que tomen la decisión por sí mismos. No hay una fórmula exacta. Las personas son diferentes y, al igual que otras terapias, la acupuntura les ayuda en diferentes grados. Asimismo, la acupuntura no interactúa con otras intervenciones, se puede aplicar conjuntamente con cualquier otra terapia.


La acupuntura no es como otros tipos de atención sanitaria, porque sus herramientas y su esencia son muy sencillas, y porque depende de los recursos internos de la persona que la recibe. Los efectos de la acupuntura son tan globales, tan modestos y tan amplios que casi pasan desapercibidos para la ciencia; es difícil que la medicina convencional, centrada en el diagnóstico, se interese por algo que funciona mejorando todo en general. Sin embargo, para las personas que sufren alguna manifestación de dolor o estrés, especialmente si interfiere en su capacidad de vivir la vida, el potencial de la acupuntura es fascinante.


¿Una terapia que ofrece la posibilidad de obtener alivio sin efectos secundarios y sin medicamentos?
¡Seguramente muchas personas tienen un interés personal y agudo en eso!
63 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo